El ABC definitivo para solucionar tus problemas con los ficheros de morosos

Es muy posible que no seas moroso. Le ocurre a cientos de miles de personas a las que incluyen cada año en los ficheros ASNEF o EXPERIAN.

Nos pasó a nosotros. Por eso queremos ayudarte a terminar con esta pesadilla sin que caigas en errores, lo antes posible y con una indemnización por daños a tu honor.

Vamos a explicarte de forma clara los pasos que debes dar, uno tras otro, lejos del ruido y la desinformación que hay en Internet.

Por nuestra experiencia, el ABC es complejo pero al mismo tiempo sencillo, pues solo consta de tres pasos:

1. Averigua si estás en el fichero.
2. Gestiona la salida.
3. Denuncia a quien te incluyó.

Los pasos dos y tres suelen ir unidos si quieres una solución definitiva y conseguir la indemnización que te corresponde.

Te lo explicamos en detalle.

Los ficheros de morosos. Origen, uso y abuso

¿Qué es un fichero de morosos?

Es una base de datos privada con información de particulares o empresas que supuestamente han incumplido sus obligaciones de pago. Ese debería ser su único motivo. Lamentablemente, muchas empresas los utilizan como medio de presión para cobrar deudas que no son ciertas, saltándose la ley.

Los sectores que más emplean los ficheros son los de finanzas y crédito, seguros, suministros (energía, agua, telefonía…) y gran consumo.

Los ficheros principales son ASNEF Equifax y EXPERIAN Badexcug.

 

¿Soy una persona morosa?

Si te incluyen en un fichero te están llamando moroso. Simple y llanamente. Pero es muy posible que no lo seas.

Una persona es morosa cuando no paga porque no quiere o no puede.

No es morosa cuando hay una discrepancia razonada y razonable con la empresa que le reclama el pago.

Es decir, si te quieren cobrar por un producto o servicio del que no estás conforme (porque es defectuoso, la empresa no ha cumplido el contrato o por cualquier otra razón justificada), no eres moroso.

Por ejemplo, porque te quieran cobrar un router que nunca te instalaron o quieras dar de baja un servicio que nunca funcionó.

Es importante que seas consciente de que no basta con decir que no estás de acuerdo. Debes tener un mínimo de pruebas que acrediten que te dieron un mal servicio o producto.

A veces estos indicios son claros, como cuando has documentado todas las veces que te quejaste al servicio técnico. Otras hay que encontrarlos en los contratos. Para esto conviene apoyarse en profesionales que sepan interpretarlos.

 

¿Por qué estoy en un fichero de morosos y qué consecuencias tiene?

En rigor, y con la ley en la mano, debería ser porque tienes una deuda cierta, vencida, exigible e impagada. Pero como hemos comentado antes, en cientos de miles de casos no sucede así.

Además de no cumplir con esta condición, puede haber errores y hay muchos casos de usurpación de identidad o de contrataciones fraudulentas.

La inclusión en un fichero de morosos es algo muy serio. Afecta a tus datos personales y a tu honor, y limita por completo que puedas pedir créditos o contratar ciertos servicios, para tu uso personal o profesional. Por eso la ley es estricta y clara sobre las normas que rigen estos ficheros para evitar lo que se llama «inclusiones indebidas» (te lo explicamos en el siguiente punto).

Lamentablemente, muchas empresas no tienen voluntad en resolver los problemas que originan que una persona esté en desacuerdo con una deuda, y tiran por el camino más corto: tratarte como un número en lugar de como un cliente, utilizando el fichero como medida de presión para convertirte en ingresos.

Las dificultades del sistema, el desconocimiento de la gente de sus derechos, la angustia que provoca que te llamen moroso o que no puedas contratar nada, la salvaje presión que ejercen las empresas de recobro, y las estafas de las empresas que supuestamente quieren ayudarte, hacen que muchas personas se rindan, desconfíen y paguen.

 

¿Cuándo se considera que una inclusión en el fichero es indebida?

Básicamente, cuando hay una discrepancia razonada y razonable, como vimos antes, o cuando la notificación de que estabas incluido no se hizo, o se hizo mal.

Una explicación más técnica, es que tienen que cumplirse todos estos requisitos:

1. La existencia de una deuda cierta, vencida, exigible e impagada. No deberá haber sido objeto de una reclamación administrativa ni judicial por el deudor, ni estar en un proceso alternativo y vinculante de resolución de disputas (como el arbitraje de consumo). Esto es, si has reclamado por alguna vía, no pueden incluirte.

2. Los datos debe suministrarlos el acreedor (o quien lo haga por su cuenta o interés).

3. Los importes deben ser superiores a 50 euros. Parece una cantidad ridícula, y lo es. Muchos de los casos que llevamos son por cantidades reclamadas inferiores a 100 euros.

4. Se debe haber informado al cliente de la posibilidad de incluirlo en estos ficheros, bien en el momento de la contratación o compra del servicio o producto, bien en el momento de pedirle el pago. Para curarse en salud, muchas empresas te informan de esa posibilidad en la letra pequeña que firmas cuando compras o contratas.

5. El plazo máximo de estancia que un dato puede estar en el fichero es de 5 años desde la fecha de vencimiento de la obligación del pago.

 

Paso A. Consulta si estás en un fichero de morosos

Siempre haz la consulta al fichero

Si no tienes un certificado original de los ficheros de morosos que digan que tus datos están incluidos, nunca podrás resolver tu problema y perderás tu derecho a que te indemnicen.

Por eso no solo es importante, sino necesario, que sepas si te incluyeron, quién lo hizo, en qué fecha y por qué importe.

Ojo, los documentos deben ser originales. Hay empresas que venden informes de solvencia que no están acompañados de los certificados de los ficheros. Son papel mojado y valen tanto como un billete de Monopoly.

La consulta al fichero puedes hacerla tú mismo de forma gratuita o delegarla a un tercero. Te explicamos cómo y qué debes tener en cuenta.

 

La consulta gratuita al fichero de morosos. Pros y contras

El acceso a los datos que tienen los ficheros de morosos, por ley, debe ser gratuito. A diferencia de otras empresas, nosotros te explicamos en detalle, paso a paso, cómo puedes hacerlo tú mismo.

Mucha gente se siente cómoda haciendo este tipo gestiones, al igual que preparan su declaración de la renta, comparan seguros o redactan un contrato de alquiler.

Como en estos ejemplos, hacer la consulta directa al fichero tiene la ventaja de que no pagas nada, pero a costa de tu tiempo, con plazos de ejecución más largos (pueden ser meses) y sin que nadie te ayude a interpretar la información ni resolver los problemas que puedan salir durante el proceso.

En concreto, estos son los problemas que muchas personas se encuentran cuando hacen la consulta por ellas mismas:

1. Tienen algún dato incorrecto en la documentación presentada, con el consiguiente retraso que provoca la comunicación del error por parte del fichero y su subsanación.

2. No hicieron la consulta por un método certificado que acredite esa gestión y que permita computar el plazo obligado de respuesta de los ficheros.

3. Los ficheros se retrasan más de lo debido en responder.

4. Tienen dudas sobre cómo interpretar la respuesta de los ficheros y qué pasos deben dar.

 

La consulta delegada al fichero de morosos. Cuidado a quién das tus datos y qué contratas

Si prefieres que una empresa te ayude a hacer la gestión de la consulta, asegúrate de dejarla en las manos adecuadas.

Por eso, debes tener en cuenta:

1. Nunca llames a teléfonos 807. No tienen interés en resolver tu problema, sino en sacarte tu dinero en llamadas interminables. Lamentablemente, son una fuente de estafa.

2. Cuidado a quién datos tus datos. No los dejes a empresas sin ojos ni cara. Dar tu DNI y otra información personal en cualquier página web puede ser una puerta para que te suplanten tu identidad o vendan tus datos a terceros. Por otro lado, hay empresas que te escriben diciendo que estás en un fichero (cuando no es cierto), o que te dicen que hagas nuevas gestiones (cuando no son necesarias). Nuevamente, para evitar esto confía solo en empresas que acrediten quiénes son y cómo trabajan.

3. No pagues por algo que puedes hacer tú mismo. Si la empresa se limita a hacer la consulta pero no te garantiza rapidez, ni conocimiento de lo que hace ni un asesoramiento personalizado a la hora de gestionar e interpretar la información, no te está aportando nada y puede provocar que cometas errores que impidan que resuelvas tu problema y consigas una indemnización.

4. Recuerda: Necesitas los certificados originales de respuesta del fichero. Deben dejarte claro si te los van a dar o si solo te van a emitir un informe de solvencia (que no sirve de nada).

 

Ventajas de hacer la consulta con Honoriza

Somos la única empresa especializada en resolver los problemas con los ficheros de morosos desde la consulta hasta la obtención, en su caso, de una indemnización por daños a tu honor.

Podemos ayudarte a salir del fichero de forma definitiva y denunciar a la empresa que te incluyó solo si tenemos los certificados oficiales de los ficheros. Puedes conseguirlos tú mismo o podemos gestionar su consulta con estas ventajas:

1. Rapidez. Acortamos los plazos para que sepas si tus datos están incluidos en un fichero de morosos.

2. Facilidad. Lo hacemos sencillo. Sabemos cómo hacer la consulta para que no haya errores ni demoras innecesarias.

3. Tus datos, seguros. Tenemos ojos y cara. Solo utilizamos tus datos para hacer la consulta, cumpliendo a rajatabla la ley.

4. Certificados originales. Tendrás la respuesta oficial de los ficheros. Con ella podrás hacer lo que quieras, con nosotros o con otras empresas.

5. Asesoramiento. Te ayudamos a interpretar la respuesta de los ficheros y te asesoramos sobre los siguientes pasos que más te convienen para resolver tu problema. Nuevamente, con nosotros o con terceros.

6. Agilidad para sacarte del fichero. Si te acompañamos desde el principio es más sencillo y rápido que podamos sacarte del fichero y reclamar la indemnización que te corresponde. No tendrás que contarle tu caso a otra empresa.

7. Precio sin letra pequeña. Todas las gestiones y asesoría lo hacemos por una cuota única de 39 euros.

 

GESTIONAMOS LA CONSULTA POR TI

 

Paso B. Salir del fichero de morosos

Una vez tienes la confirmación oficial de que tus datos figuran en un fichero de morosos, podemos ayudarte a:

1. Explicarte las diferentes opciones que tienes para salir del fichero de forma cautelar o definitiva.

2. Obtener la indemnización que te corresponde si tu caso es susceptible de denunciarse en los juzgados.

 

¿Cómo puedo salir del fichero?

Hay dos escenarios principales.

1. La deuda es cierta y la empresa acreedora ha cumplido con todas las estipulaciones legales. Tendrás que pagar la deuda para salir del fichero o explorar otras alternativas, como acordar un plan de pagos. Una vez lo hayas hecho, tendrás que asegurarte de que la empresa te ha sacado del fichero.

2. La deuda no es cierta o la empresa no ha cumplido con la normativa. En este caso, debes valorar.

– La urgencia por salir del fichero: Si tienes una urgencia muy grande (por ejemplo, porque estés a la espera de obtener un crédito), necesitarás hacer un trámite exprés que te permita conseguir una cancelación cautelar (en el siguiente punto te explicamos qué es).

– El número de inclusiones que tengas y su origen: No es lo mismo tener una que varias, ni si el origen es por deudas bancarias, porque la empresa de telefonía está aplicando mal las condiciones de permanencia o por suplantación de identidad.

Valorar estos supuestos o buscar alternativas que solucionen tu problema no siempre es fácil:

– Si ya tienes los certificados oficiales de los ficheros, ponte en contacto con nosotros y te ayudamos a evaluar tu caso sin compromiso.

– Si no los tienes, el primer paso es conseguirlos.

 

Diferencia entre salida definitiva y salida cautelar

Cuando realizas la gestión con los ficheros de morosos para eliminar los datos de tu deuda, pueden darse dos tipos de cancelaciones:

1. Cancelación cautelar. Tiene carácter provisional, acotada en el tiempo, a la espera de que el informante se ratifique o no en la inclusión. Por tanto, en cualquier momento tus datos podrían aparecer de nuevo en el fichero.

Si tienes mucha urgencia en salir del fichero, puede tener sentido pedirle a una empresa especializada que haga este trámite. En este caso, ten en cuenta dos cosas:

a) Pagarás más por resolver tu problema. Tendrás que pagar una cantidad fija y un variable sobre la deuda para conseguir esta cancelación express y, seguramente, volver a pagar para conseguir una cancelación definitiva o una nueva cancelación cautelar.

b) Puede que te quedes sin opción a conseguir una indemnización. Conocemos muchos casos de gestiones mal hechas en las cancelaciones cautelares que impiden por completo demandar después a quien te incluyó en el fichero (por ejemplo, porque reconozcan por escrito tu deuda sin alegar que no estás conforme).

2. Cancelación definitiva. Se consigue por sentencia o porque el informante ha procedido a dar la baja definitiva de tus datos en el fichero.

Ten en cuenta que si la inclusión fue indebida por una mala notificación, la empresa informante podría darte de baja del fichero, reiniciar el procedimiento correcto de comunicación y, en su caso, volver a incluirte.

 

Lo que debes y no debes hacer

1. Consulta si estás en el fichero. Insistimos mucho porque es fundamental. Sin esta consulta y los certificados oficiales de las respuestas de los ficheros no podrás resolver tu problema.

2. Cuidado a quién das tus datos. No nos cansaremos de advertirte sobre el riesgo de que des datos personales a empresas que no facilitan una información clara sobre quiénes son.

3. Pregunta antes de contratar. Si decides que una empresa te saque del fichero, pídeles que te confirmen el coste de la gestión, qué experiencia tienen, qué garantías dan y qué piensan hacer una vez hayan hecho los trámites.

4. La salida cautelar no es siempre la mejor opción y puedes acabar pagando mucho más de lo necesario por las gestiones.

5. Si no estás conforme con esa supuesta obligación, no la reconozcas ni pagues, por muy agresivos que se pongan. Si lo haces ya no se podrá reclamar.

6. Cuando te llamen, pide siempre que te acrediten la deuda y que se identifiquen.

7. Graba las conversaciones en las que te presionan para que pagues deudas que no reconoces. Estás en tu derecho. Podrás usar las conversaciones para denunciar después el tono, lenguaje o amenazas que utilicen.

 

TE LLAMAMOS PARA ASESORARTE

 

Paso C. Denuncia y obtén tu indemnización

Si como hemos visto la inclusión en el fichero fue indebida (no cumplieron la ley), tienes derecho a reclamar una indemnización por daños a tu honor. Además, al presentar la demanda consigues salir del fichero de forma definitiva.

El importe de las indemnizaciones varía en función de diferentes factores, como la antigüedad de la inclusión de los datos, el número de empresas que los hayan consultado o el daño que pueda probarse.

Los importes varían entre 3.000 y 12.000 euros, con algunos casos excepcionales fuera de ese rango.

 

Qué debes tener en cuenta antes de presentar una demanda judicial

Si decides presentar la demanda debes contratar un servicio legal.

Tu abogado de confianza puede hacer la gestión. No obstante, por experiencia y como ocurre en otras materias, los profesionales especializados obtienen mejores resultados.

No solo se trata de los aspectos legales. Si, por ejemplo, te reclama una empresa de telecomunicaciones, puede ser decisivo contar con personas expertas en este sector (que sepan descifrar las facturas y contratos, que conozcan las prácticas comerciales, etc.).

Para saber si el abogado o empresa que defenderán tus derechos es una buena elección, y para evitar sorpresas, considera hacerle estas preguntas:

– ¿Qué experiencia tienes en reclamación de indemnizaciones por inclusión indebida en ficheros de morosos? ¿Y en el sector concreto de la empresa que me reclama?

– ¿Cuántas causas has llevado y cuántas sentencias has ganado? ¿Cuál ha sido el importe medio de las indemnizaciones obtenidas? ¿Puedo ver las sentencias?

– ¿Cuáles son todos los costes del proceso? ¿Tengo que adelantar dinero? ¿Qué ocurre si perdemos el juicio, quién asume las costas? Y si ganamos, ¿qué obtengo?

 

Honoriza, especializados en obtener indemnizaciones por inclusión indebida en ficheros

Honoriza es la única empresa especializada en acompañarte en todo el proceso para resolver tus problemas con los ficheros de morosos y obtener una indemnización si te incluyeron saltándose la ley.

Hemos estado en el mismo lado que tú. Por eso, nos comprometemos a:

1. Hablar tu idioma. Queremos ayudarte a vencer a Goliat, igual que hicimos nosotros, sin marearte con jerga legal.

2. Ser transparentes. Te decimos las cosas como son. Sin letra pequeña ni medias verdades. Si tu caso no tiene opciones de ir a juicio, no vamos. Si las tiene, vamos con todo para conseguir la máxima indemnización posible para ti.

3. Ponértelo fácil. Ya te has dado bastantes cabezazos intentando entender y resolver un problema que crearon otros. En nuestra mano queda solucionarlos sin que debas preocuparte de nada.

4. Garantizarte resultados. Si perdemos, nos hacemos cargo de las costas. Nos tachan de locos, pero no entendemos nuestro compromiso de otra manera. Sabemos que no se puede garantizar el éxito al 100%, pero sí asumir nuestros errores si el caso se pierde por nuestra culpa.

Nos gusta demostrarlo, no decirlo:

1. Tenemos al mejor equipo los mejores abogados de España en derecho constitucional.

2. Nuestra tasa de éxito de los casos que llevamos a juicio es del 95%. Puedes ver nuestros resultados.

3. Somos la única empresa que publica las sentencias de los casos en los que participa.

 

TE LLAMAMOS PARA ASESORARTE

 

Infografía: Cómo Honoriza te ayuda a resolver tus problemas con los ficheros

De forma gráfica, estos son los pasos que debes considerar a la hora de solucionar tus problemas con los ficheros, y cómo Honoriza puede ayudarte.