Lo que no quieren que sepas

Descubre buenas prácticas y qué tienes que evitar si quieres salir del fichero de forma definitiva, preservar tus derechos y defenderte de los abusos de las grandes compañías y de las empresas de recobro.

Antes de saber que te incluyeron en el fichero

Cuando el servicio o el producto no es el esperado

1. Documenta y guarda cualquier comunicación sobre las discrepancias que tengas con el proveedor, preferiblemente por escrito. Si es una conversación telefónica, tienes derecho a grabarla.

2. Si te visita el servicio técnico, pide siempre nota de los trabajos realizados y del resultado.

Cuando te dicen que tienes una deuda, pero no estás conforme con ella

3. Nunca reconozcas la deuda si no estás conforme. Recuerda: no basta decir simplemente que no lo estás. Llegado el momento, tendrás que aportar una justificación razonada y razonable.

4. Igual que en el punto 1, documenta y guarda todas las comunicaciones. Si hay términos que no entiendes, consulta nuestra página de preguntas frecuentes o nuestro glosario.

5. Es posible, en especial si te llaman algunas empresas de recobro que utilizan un lenguaje muy agresivo, que te presionen de algún modo para reconocer la deuda. No lo hagas. Pide siempre que te especifiquen el motivo e importe de la deuda y pide a la persona que te llama que se identifique.

6. Recuerda que tienes derecho a grabar la conversación. Esto puede ser especialmente útil si quieres denunciar el modo abusivo de quien te llama (tono, lenguaje, amenazas), o si está llamando a quien no deberían (por ejemplo, al teléfono de un familiar ajeno al servicio o producto que te están reclamando que pagues).

7. Consulta si te han incluido en un fichero de morosos.

8. Si delegas la gestión de la consulta, ten cuidado a quién se la pides. Desconfía de quien se limite a presentar la consulta, sin asesorarte, y de quien te pida cantidades desorbitadas por la gestión. No llames a números 807.

9. Si por alguna razón quieres pagar, puedes hacerlo en disconformidad. Si tienes dudas de cómo hacerlo, llámanos y te lo explicamos.

Cuando ya sabes que te han incluido en un fichero

10. No pidas la baja sin haber hecho antes la consulta. Sí, somos muy pesados con esto, pero es básico tener el certificado si después quieres reclamar.

11. Infórmate bien de los pros y contras de las diferentes maneras de salir del fichero y qué preguntas debes hacer a las empresas que contrates para realizar los trámites. Son unas cuantas. Te lo contamos aquí.

12. Ojo con los trámites exprés que te prometen algunas empresas para sacarte del fichero. Si presentan mal un escrito la reclamación posterior no será posible.

¿Te quedan dudas?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad.