Qué es la CIRBE, por qué no es un fichero de morosos y cómo puedes modificar tus datos con garantías

La CIRBE es un registro de gestión pública. Es como tu DNI de riesgos con bancos y entidades de crédito. Debería ser fácil entender sus informes y gestionar nuestros datos personales, pero no lo es. En este artículo te explicamos de forma sencilla qué significa que estés en la CIRBE, para qué sirve y cómo puedes consultar y modificar tus datos con garantías.

Queremos resolver tus dudas y que dejes esta página con 3 ideas claras:

1. La CIRBE no es un listado de morosos.

2. Todos estamos en la CIRBE, salvo que todo tu dinero esté debajo del colchón y nunca te hayas relacionado con una entidad financiera. Lo que importa no es si estás, sino qué dicen tus datos, y si son correctos.

3. Puedes consultarla de forma gratuita, sin necesidad de ceder tus datos a terceros poco fiables. Si requieres ayuda, apóyate en empresas de confianza, con ojos y cara.

Al final del artículo te explicamos cómo puedes consultar la CIRBE y modificar tus datos personales. Te recomendamos que antes leas qué es, para qué sirve y cómo te afecta.

 

CIRBE ¿son las siglas de algo?

Sí. Es la Central de Información de Riesgos (CIR), un servicio público. La gestiona el Banco de España. En muchos sitios aparece citada solo como CIR.

 

¿Qué es exactamente la CIRBE?

Es un servicio público que recoge la información de los riesgos (préstamos, créditos, avales y garantías) que cada entidad financiera mantiene con sus clientes. Están obligadas a comunicar estos datos.

Si has tenido relación con alguna entidad financiera, aparecerás en la CIRBE, incluso aunque no tengas ahora mismo ningún riesgo contratado (en ese caso, tu informe CIRBE estará en blanco). Es como tu DNI de riesgos financieros.

La CIRBE, de forma agregada, le da a las entidades declarantes la información de las personas con un riesgo acumulado superior a los 1.000 euros (atención: hasta 2020 ese umbral estaba en 9.000 euros. Mucha información que encuentres en Internet está desfasada).

También, y esto no suele decírtelo nadie, aparecen en la CIRBE apuntes por cantidades menores a 1.000 euros si se refieren a alguna operación fallida (por ejemplo, que tengas una cuenta en descubierto por 200 euros).

 

¿Y qué datos tiene la CIRBE?

Tal y como dice el Banco de España, la CIR emite dos tipos de informe de riesgo:

Un informe agregado. Se facilita tanto a las entidades como al titular. Es individual para cada persona y los datos aparecen agregados por tipo de riesgo. Es decir, no hay por ejemplo un desglose de préstamos, solo las cantidades totales. También hay un resumen de los límites máximos de crédito, del crédito dispuesto, los tipos de garantías y los plazos.

Los datos son del último mes cerrado y de los seis meses anteriores, y por importes agregados por encima de 1.000 euros.

Un informe detallado. La CIR elabora, solo para el titular, un informe de riesgos desglosado por operaciones con tres partes: el código que la identifica, el nombre de la entidad que concedió la operación y un detalle más concreto de la deuda. También el nombre de las entidades donde el titular tenga riesgos agregados por menos de 1.000 €.

Es un informe en muchas ocasiones complejo de entender y que suelen pedirte antes de poder contratar productos financieros con cierto riesgo.

 

Entonces, ¿no es un registro de morosos?

No. Tampoco es un informe de solvencia. La CIRBE registra los riesgos que tienes con las entidades financieras, no tus pagos a cualquier acreedor.

Eso sí, en la CIRBE las entidades financieras califican la situación de cada operación. En el informe detallado, pueden indicar por ejemplo que un cliente no está cumpliendo con el calendario de pagos (para retrasos de más de 90 días) o que la operación se declara fallida por insolvencia.

Al margen de esto, puede ocurrir que la entidad financiera te incluya en un fichero de morosos si tienes retrasos en tus pagos. Si lo hace tiene que hacerlo cumpliendo la ley. En caso contrario, podrías reclamar una indemnización.

 

¿Qué entidades están obligadas a dar sus datos a la CIRBE?

Prácticamente cualquier entidad que conceda riesgos sujeta al control del Banco de España (bancos, prestamistas inmobiliarios, establecimientos financieros de todo tipo…), y otras que considere el Ministerio de Economía, como por ejemplo las entidades de dinero electrónico.

 

¿Cómo me afecta estar en la CIRBE?

Como hemos visto, la cuestión no es si estás en la CIRBE (todos estamos), sino qué información tiene registrada.

Esta información es básica para muchas entidades para decidir si te dan un crédito o cualquier producto financiero.

Una entidad tendrá en cuenta tu nivel de endeudamiento y tus ingresos, o si tienes operaciones fallidas o con retrasos, entre otra información, antes de darte más riesgo.

 

¿Cómo salgo de la CIRBE? ¿Puedo modificar mis datos, o borrarlos?

Igual que no puedes eliminar tu DNI no puedes desaparecer de la CIRBE. Pero igual que puedes modificar algunos datos personales del DNI, puedes reclamar que corrijan o eliminen los registros incorrectos que hay en tu CIRBE.

Al final del artículo te explicamos cómo consultar y, en su caso, modificar tus datos en la CIRBE.

 

Leo que recomiendan no estar en la CIRBE, o «no acumular CIRBE». ¿Qué quiere decir?

Estás en la CIRBE porque tienes o has tenido riesgos con entidades financieras. Obviamente, a más riesgos, es más difícil que te concedan nuevos.

En el mercado se puede conseguir financiación no bancaria (y que no saldría en la CIRBE), pero son soluciones para empresas o para proyectos muy concretos (por ejemplo, una campaña de micromecenazgo para que tus amigos y tú podáis grabar un disco).

Son casos muy concretos que sobrepasan el contenido de este artículo y a lo que no nos dedicamos. No obstante, como en cualquier asunto que tenga que ver con tus datos o tu dinero, infórmate bien antes de tomar ninguna decisión.

 

¿Puedo pedir que mis datos no estén en la CIRBE?

Sí y no. Puedes pedir que corrijan los datos con los que no estás de acuerdo. Los datos que sean correctos no pueden eliminarse.

 

¿Y puedo negarme a que una entidad consulte mis datos en la CIRBE?

No puedes negarte a consulten el informe agregado (si te han informado antes), pero sí puedes negarte a facilitarles el informe detallado porque son datos a los que solo tú puedes tener acceso. Eso sí, de igual modo que puedes negarte a facilitar este informe, las entidades pueden negarte el riesgo que les pides.

 

¿Cada cuánto tiempo se actualiza la CIRBE?

De forma general, las entidades deben remitir la información del último día de un mes antes del día 10 del siguiente.

Por su parte, la CIRBE debe procesar la información para que esté disponible el día 21 de ese mes, o el inmediato hábil siguiente.

No siempre se cumplen los plazos y a veces puede haber más de una actualización de un dato, si se detecta algún error en aquellos que se enviaron a la CIRBE.

 

Si el registro es público, ¿cualquiera puede consultar mis riesgos en la CIRBE?

No. Solo las entidades financieras (que no necesitan pedirte permiso, pero solo tienen acceso al informe agregado), tú mismo o a quien delegues. Ten mucho cuidado con esto último.

 

¿Puedo saber si alguien ha accedido a mis datos en la CIRBE?

Sí. Puedes solicitar el nombre y dirección de las entidades a las que la CIR haya comunicado tus datos durante los últimos seis meses, así como las cesiones que vayan a realizarse. La información se acompañará de una copia de los datos cedidos en cada caso.

 

¿Consultar mi CIRBE me sirve de algo?

Puede servirte:

1. Porque quieras conocer qué riesgos tienes. No siempre uno los tiene en la cabeza, porque no afectan a tu día a día. Por ejemplo, si has avalado un crédito a un familiar hace años, y ese aval sigue vivo, puede que no te acuerdes.

2. Porque quieras contrastar la información que tiene la entidad financiera cuando negocias un nuevo producto financiero. Los riesgos que tengas condicionan lo que pueden ofrecerte. Por eso hay que revisar muy bien qué datos están incluidos en nuestra CIRBE y reclamar cualquier error.

 

¿Cómo consulto mis datos en la CIRBE?

Como en casi cualquier trámite con la administración, tienes tres opciones:

1. Pedirlo presencialmente. Puede no ser fácil ni cómodo (hay que ir personalmente al Banco de España o a cualquiera de sus sucursales, que son pocas).

2. Pedirlo por correo postal. La respuesta te llegará por correo certificado a ti o al destinatario que decidas (consulta más adelante sobre la delegación en terceros).

3. Pedirlo de forma telemática. Para eso necesitas entrar en esta página con un certificado de firma electrónica reconocido. El acceso lo tienes en la barra lateral derecha, en:

TRAMITACIÓN -> Acceso a la aplicación Petición Informes y Reclamaciones CIR

Una vez dentro, solo tienes que seguir los pasos que te aparecen en pantalla.

El Banco de España publica en la página anterior el listado de los certificado de firma aceptados (más de una veintena).

Es muy importante que sepas que ese certificado de firma electrónica es como tu firma manuscrita. No se lo des a otra persona, o podrá firmar por ti cualquier documento o trámite digital. El Banco de España ha detectado casos de suplantaciones debido a esta cesión del certificado. Si alguna empresa o profesional te pide que le cedas tu certificado personal de firma electrónica, no lo hagas y denúncialo.

 

¿Puedo delegar a alguien que consulte mi CIRBE?

Si quieres que un tercero te ayude o hagas las gestiones por ti tienes dos opciones:

1. Delegar la gestión en otra persona. Ojo, esto no es como firmar el aviso de Correos para recoger un paquete ordinario. Como la información del CIRBE es muy personal la delegación solo puede hacerse con un documento firmado ante notario, tal y como explica el Banco de España.

2. Hacer tú la petición y que la respuesta llegue a un tercero, para que te ayude a entender y gestionar el informe. En este punto, siempre te decimos que ese tercero sea alguien de confianza. No dejes que cualquier empresa tenga acceso a tus datos personales.

En especial, no cedas tu certificado de firma electrónica. Si lo haces, le estás dando a esta persona o entidad un poder total de representación, pues ese certificado es como tu firma manuscrita y vale para cualquier trámite electrónico.

 

¿Puedo delegar esta gestión en vosotros?

En nosotros no, pero sí en Woinfi Legal, empresa colaboradora especializada en interpretar y gestionar cualquier reclamación sobre tu información en el CIRBE.

 

¿Y si mis datos en la CIRBE no son correctos?

Si los datos son inexactos o incompletos, puedes acudir a la entidad que los facilitó al CIRBE para pedir su rectificación o cancelación. También puedes presentar una reclamación en el Banco de España. Por último, puedes apoyarte en una empresa especializada, como Woinfi Legal, colaboradora de Honoriza.

 

¿Dónde puedo consultar toda la información oficial sobre la CIRBE?

En la web del Banco de España.

Por otro lado, los datos oficiales de contacto de la CIR son:

CENTRAL DE INFORMACIÓN DE RIESGOS
Dirección Postal: Central de Información de Riesgos. Alcalá 48. 28014 Madrid
Consultas: Tlfno.(+34) 91 338 6166 | Formulario de contacto

CONSULTAS INFORMÁTICAS. CENTRO DE ATENCIÓN USUARIOS (CAU)
Consultas: Tlfno.(+34) 91 338 6666 | Formulario de contacto

 

Si lo que te preocupa es si estás en un fichero de morosos, nosotros podemos ayudarte

Despreocúpate. Nosotros llevemos tu caso de principio a fin, haciendo la consulta, sacándote del fichero de forma definitiva y reclamando la indemnización que te corresponde.